El envejecimiento de la población es un fenómeno global que se encuentra en curso y es ya irreversible. Prácticamente todos los países del mundo experimentan un aumento en la esperanza de vida de su población y una creciente fracción de personas de 60 años y más, aunque la velocidad con la que este cambio ocurre es distinta en cada país.

México ha experimentado uno de los ritmos de envejecimiento más acelerados en la región latinoamericana. La esperanza de vida promedio aquí aumentó de 33.9 años en 1930 a 74.3 años en la actualidad (77.5 para las mujeres y 72 para los hombres). Asimismo, la población de 60 años y más pasó de ser apenas el 6.3% de la población total en 1990, a representar hoy el 9.7%, lo cual implica un ritmo de crecimiento de casi 4% anual. En el momento actual, ya hay en México más personas mayores de 60 años que menores de 5. Las estimaciones del Consejo Nacional de Población indican que para 2040, una de cada cuatro personas que vivan en nuestro país será mayor de 60 años.

El envejecimiento de la población supone numerosos retos para los sistemas de salud, la asistencia social, la generación de fuentes de empleo, los sistemas de pensiones y jubilaciones, las relaciones intergeneracionales, el sistema electoral, la política pública en general y muchos otros ámbitos. En el área de la salud pública, la Organización Mundial de la Salud ha propuesto al envejecimiento saludable como la línea de respuesta para los retos del envejecimiento de la población, y señala cuatro acciones prioritarias en este sentido:

  • Alinear los sistemas de salud a las necesidades de las personas mayores.
  • Desarrollar sistemas de cuidadoso de largo plazo.
  • Crear ambientes amigables con las personas mayores.
  • Mejorar la medición, el monitoreo y la comprensión del envejecimiento en general y de los retos que de él se derivan en lo particular.

La respuesta a los retos del envejecimiento requiere de la participación de personas sensibles al tema que cuenten con conocimientos específicos y competencias apropiadas, y este tipo de profesionales es todavía escaso en nuestro país. Para responder de manera sólida y efectiva a esta situación, es necesario, en primer lugar, conocer y comprender al envejecimiento y la vejez como procesos tanto biológicos como sociales. En segundo lugar, es indispensable entender la dinámica del cambio demográfico, y las implicaciones que éste conlleva en el terreno epidemiológico. Además, es imprescindible conocer y evaluar la respuesta actual de las instituciones públicas del país a los cambios demográficos y epidemiológicos, de modo que se puedan proponer soluciones innovadoras, eficientes y eficaces.

La Maestría en Salud Pública con área de concentración en Envejecimiento (MSP-E) que ofrecen en conjunto el Instituto Nacional de Salud Pública y el Instituto Nacional de Geriatría, es el primer programa de posgrado en México que se plantea formar recursos humanos que cuenten con los conocimientos y las competencias necesarias para dar una respuesta a los retos sanitarios del envejecimiento poblacional.

El objetivo de la MSP-E es formar profesionales que se conviertan en agentes de cambio, partiendo de la comprensión del proceso de envejecimiento y la vejez para generar respuestas apropiadas y oportunas a las necesidades y a los problemas de salud de la población adulta mayor de modo que puedan promover el envejecer con bienestar.

Los egresados de la MSP-E son capaces de:

  • Analizar la información que le permita caracterizar a la población y los determinantes de su envejecimiento así como la evidencia científica, políticas y programas disponibles para fundamentar medidas y acciones orientadas a los diferentes niveles de acción de la salud pública;
  • Proponer la ruta crítica para responder a las brechas de información y los vacíos de conocimiento con la finalidad de generar una atención adecuada de los retos de la salud pública relacionados al envejecimiento;
  • Desarrollar programas con enfoque de calidad y seguridad en la atención que integren los indicadores relacionados al envejecimiento y aquellos específicos de la provisión de servicios a los adultos mayores con la finalidad de satisfacer sus necesidades; y
  • Generar acciones interdisciplinarias e intersectoriales para la promoción de la cultura del envejecimiento activo y saludable así como favorecer el bienestar de la población que envejece.

A medida que la atención del público y la voluntad institucional voltean hacia los temas de envejecimiento, vejez y personas mayores, se comienzan a destinar cada vez más recursos y esfuerzos para plantear soluciones a los retos del envejecimiento poblacional. Así, los Maestros en Salud Pública y Envejecimiento gozan, como pocos profesionistas, de un amplio panorama de ejercicio profesional con posibilidades de insertarse en muy diversos nichos laborales. Algunos ejemplos de las oportunidades profesionales para los Maestros en Salud Pública y Envejecimiento incluyen:

En las instituciones de salud (servicios de salud públicos, de seguridad social y privados) a nivel nacional, regional o local, en los ámbitos estratégicos, tácticos u operativos, realizando funciones de planeación, organización y dirección en áreas responsables del desarrollo, implementación y evaluación de programas dirigidos a un envejecimiento activo y saludable, así como programas que atiendan las necesidades y los problemas de salud de las personas mayores.

  • En instituciones educativas, en la docencia en el campo de la salud pública o en la planeación, desarrollo o evaluación de programas educativos en el área.
  • En centros de investigación, diseñando y realizando proyectos referidos al campo de la salud pública, con particular interés en problemas de salud asociados al envejecimiento y la vejez.
  • En instituciones de desarrollo social, organismos de la sociedad civil nacionales e internacionales enfocados en el estudio de las necesidades y los problemas de salud asociados al envejecimiento y a la vejez, que participen de forma directa o indirecta en el desarrollo de políticas públicas y programas destinados a la promoción de un envejecimiento saludable.

La convocatoria para el ciclo 2018-2020 de la Maestría en Salud Pública con área de concentración en Envejecimiento se lanzará en los últimos días de diciembre de 2017. Mayor información en:

http://www.espm.mx/oferta-academica/convocatoria.html

Coordinadora del área de Envejecimiento: Dra. María de Lourdes Flores Luna, Instituto Nacional de Salud Pública, mflor@insp.mx

Ir a la Escuela de Salud Pública de México (Instituto Nacional de Salud Pública)